Educación afectivo-sexual o por qué es el antídoto contra la búsqueda de respuestas en el porno, palabra de Escuela de Calor

¿La sexualidad es cosa de adultos? Charlamos sobre ello en el último episodio de Escuela de Calor con Clara López, maestra y creadora de contenido en redes

noviembre 2, 2023 por Sara G. Pacho

Redactora de Bloom especializada en salud femenina, estilo de vida y feminismo. Licenciada en Sociología por la Universidad de Salamanca y en Periodismo por la Universidad Carlos III de Madrid. Máster en Comunicación como Agente Histórico-Social, especialidad en Lenguaje Audiovisual por la Universidad de Valladolid.

Desde que venimos al mundo estamos en continuo aprendizaje. En casa aprendemos a sonreír, a comer, a ponernos de pie y a caminar, por ejemplo. Cuando llega el momento, nos plantan una mochila y nos llevan al cole, ese mundo nuevo donde aprender un montón de materias: lengua, matemáticas, música. Genial.

Pero entonces, ¿dónde queda la educación afectivo-sexual, tan importante para nuestro desarrollo personal y social? ¿Quién tiene la responsabilidad de enseñarnos algunos conceptos básicos sobre sexualidad, relaciones, enfermedades y consentimiento, por ejemplo? En ocasiones surge un “vacío legal” que se rellena de la peor manera posible: recurriendo a la pornografía. En el último episodio de Escuela de Calor, el podcast de Bloom, hablamos de esto con Clara López, maestra y creadora de contenido. 

boobs-separator

La educación sexual no es una conversación única y aislada, sino un proceso que evoluciona a medida que crecemos y desarrollamos la comprensión del mundo que nos rodea.

La pornografía en la era digital

Durante muchos años es posible que se haya tratado la pornografía como un pasatiempo privado sin mayor trascendencia. Sin embargo, se trata de un tipo de contenido que va más allá de la intimidad. En realidad, la pornografía está vinculada a cuestiones de poder y control sobre el cuerpo y la sexualidad. El auge de internet ha impulsado la producción masiva de pornografía. No solo estamos súper expuestas a un flujo de contenido explícito que no cesa, sino que podemos acceder a él desde edades muy tempranas. Aquí está la trampa: equiparamos pornografía y educación sexual. 

Hablamos de «pornificación de la cultura» para referirnos a la normalización de los valores que más se restransmiten a través de este tipo de contenidos, cuyos highlights son la humillación, la sumisión y la violencia contra las mujeres. El consentimiento ni está ni se le espera, mucho menos el deseo. 

Es esencial recordar que la educación sexual integral es un derecho fundamental según la Convención de los Derechos del Niño y UNICEF. No solo empodera a las personas, sino que también contribuye a construir una sociedad más pacífica, tolerante y equitativa.

Si al fácil acceso a la pornografía le sumamos la falta de respuestas que muchos niños, niñas y adolescentes encuentran cuando empiezan a hacerse preguntas estamos ante el caldo de cultivo perfecto para que se convierta en su principal fuente de “información”. 

Clara López, la última invitada en pasar por nuestra Escuela de Calor, da clase a niños de entre 6 y 12 años. En este episodio comentamos la importancia de tratar la educación afectivo-sexual como algo transversal desde cualquier edad, ya que es la oportunidad de promover una comprensión realista, respetuosa y empática de la sexualidad, lejos de lo que pueden encontrar en la pornografía.

Si tú tienes una curiosidad, la vas a saciar. Si no hay nadie capaz de darte una respuesta coherente y que te va a beneficiar en tu futuro, la vas a buscar y la vas a buscar. ¿Dónde? Pues en San Google, que lo sabe todo y te va a llevar al porno. Es lo único que tienes.

Clara López

La preocupación no es para menos: según un reciente estudio elaborado por la red de Jóvenes e Inclusión Social y la Universidad de Islas Baleares, al menos 1 de cada 4 varones de entre 16 y 29 años ha consumido pornografía en internet antes de los 13 años. El primer contacto se sitúa ya en los 8 años. 

La importancia de saber que hay límites

El interés por incluir la educación sexual en el currículo escolar es un tema que ha cobrado relevancia en los últimos años. A medida que los jóvenes crecen, enfrentan una serie de desafíos y cambios decisivos para su vida adulta. En este contexto, la educación sexual se presenta como una herramienta fundamental para preparar a las generaciones futuras y contrarrestar, así, esa fuente inagotable de desinformación, machismo y violencia que es la pornografía. 

boobs-separator
boobs-separator

La educación afectivo-sexual va a ser clave para los futuros adultos en la vivencia de una sexualidad sana. Primero porque vamos a ayudarles a desarrollar una sexualidad que tenga que ver con la empatía, con el respeto, con la comunicación, con el buen trato a las personas. Y también porque vamos a prevenir conductas sexuales de riesgo.

Alejandro Villena, psicólogo y sexólogo
boobs-separator

Esto va más allá de conocer las partes del aparato reproductor femenino y masculino. Es tratar con completa normalidad sus nombres reales, saber qué significa tener la regla, cómo prevenir infecciones de transmisión sexual, qué significa el consentimiento y, sobre todo, identificar situaciones de abuso para dejar de perpetuar violencias silenciadas. 

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!