Astenia primaveral o la razón por la que estamos agotadas con el cambio de estación: estos son sus síntomas

¿Tú también te sientes agotada y con apatía con el cambio de estación? Bienvenida al club de las afectadas por la astenia primaveral: descubre cómo identificarla y combatirla

por Noelia

Editora de Bloom.

La llegada de la primavera es uno de los momentos más esperados del año. Los días son más largos, el Netflix and chill se va transformando en quedadas con amigas al sol y nuestra agenda se empieza a llenar de planes al aire libre que nos alegran la semana. Pero el ying y el yang siempre están presentes y, a cambio, tenemos que enfrentarnos (¡otra vez!) a la astenia primaveral

¿Te sientes especialmente cansada cuando llega la primavera? No, no te pasa solo a ti, darling.

Qué es la astenia primaveral: los síntomas que muchas compartimos

La astenia primaveral es la sensación de falta de energía y de apatía que nos sobrecoge principalmente en primavera, con el cambio de temperaturas y de estación Suele afectar más a mujeres que a hombres y si, además, tienes entre 20 y 50 años, formas parte del grupo de edad que más probabilidades tiene de sufrirla. Y una cosa más: no se debe confundir, aunque alguno de sus síntomas coincida, con la menopausia y cansancio.

cansancio primaveral

Lo curioso es que no hace falta que corras una maratón para sentirte así de agotada (eso es normal que te pase en cualquier época del año, aunque seas Allyson Felix): estas ganas de desplomarte en el sofá y olvidarte del mundo llegan incluso cuando no has hecho nada especial. Las tareas habituales del día a día, como bajar al supermercado a por tomates o ir caminando al trabajo, pueden ser como coronar la cima del Everest (de acuerdo, nos hemos puesto un poco drama queens… ¡licencia literaria!).

Dolor de cabeza, falta de energía o incluso disminución de la libido son efectos de la astenia primaveral

Si quieres saber si a ti también te afecta, ficha este checklist con los síntomas o efectos de la astenia primaveral:

  • Cansancio durante todo el día
  • Problemas para dormir bien
  • Ansiedad
  • Irritabilidad
  • Dolor de cabeza
  • Falta de energía
  • Menos apetito sexual
  • Fatiga intelectual
  • Alergia (estornudos, sequedad de garganta…)
  • Menor capacidad de concentración
  • Descompensación de la hormona del sueño

Cansancio primaveral, ¿nos afecta más por ser mujeres?

No existen estudios concluyentes, pero la estadística está ahí y es bastante clara (basta con preguntar en nuestro entorno): los efectos de la astenia primaveral se notan más en las mujeres.

Las causas pueden ir desde cuestiones hormonales, algo simular a la relación entre regla y estado de ánimo, hasta mayores niveles de estrés, una alimentación inadecuada, falta de ejercicio… Es decir, un estilo de vida saludable nos puede ayudar a acabar con este cansancio primaveral.

astenia primaveral que es

Depresión primaveral, un matiz importante que aclarar

Hay quienes a la astenia primaveral la llaman depresión primaveral. Y no es del todo correcto. A decir verdad, deberíamos tener más cuidado a la hora de usar la palabra depresión, ya que se suele utilizar bastante a la ligera y es un problema mucho más importante que estar un día un poco tristes o sentirnos más cansadas.

Es muy importante no tomar a la ligera la palabra depresión, no autodiagnosticarnos y dejar que sea siempre un profesional de la salud mental quien evalúe lo que nos sucede. 

La astenia primaveral suele durar unos pocos días, mientras que la depresión, igual que la ansiedad o el estrés, no suele entender de estaciones. En cualquier caso, en ciertas personas se puede dar un fenómeno que se conoce como trastorno afectivo estacional y que influye en el estado de ánimo, la motivación… En este caso, el estresor que puede provocar estas sensaciones es el cambio de condiciones lumínicas. ¿Te notas más apagada después del cambio de hora? Este puede ser el motivo.

Combatir la astenia primaveral, ¿hay tratamiento?

astenia primaveral sintomas

No existe un tratamiento como tal y, al tratarse de un trastorno transitorio, solo queda tener paciencia, aprender a escuchar al cuerpo y comprender qué le sucede en cada momento. Esta conversación con nosotras mismas es súper importante para cuidarnos más y mejor. 

Mantener un estilo de vida saludable es el mejor tratamiento para la astenia primaveral: tener una rutina de sueño, mantenerse hidratada, comer bien, hacer ejercicio moderado, cultivar las relaciones afectivas sanas… 

En algunos casos, si te preguntas qué tomar para la astenia primaveral, puede ser interesante valorar el consumo de suplementos y vitaminas, siempre supervisado y recomendado por un profesional de la salud.

Primavera y relaciones sexuales: ¿más o menos ganas?

Dicen que “la primavera la sangre altera”. El refranero popular no se suele equivocar y las causas por la que muchas personas son más fogosas en esta estación se encuentran en la producción de hormonas como la oxitocina, la dopamina y las feromonas, el aumento de la temperatura ambiental, la mayor exposición a la vitamina D que se obtiene del sol, entre otras.

Pero, en la otra cara de la moneda, la astenia primaveral puede conllevar una disminución de la libido. La falta de energía nos deja fuera de combate, algo que se puede agravar si, de nuevo por prescripción médica, tenemos que tomar antihistamínicos para combatir los signos de la alergia.

La astenia primaveral solo debería durar unos días, pero, si se prolonga en el tiempo, si nos impide hacer nuestra vida normal o si viene con síntomas más importantes, debemos consultar a nuestro médico para que valore si hay alguna otra causa para estos cambios físicos y emocionales.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!