El duelo por amistad existe: por qué romper con una amiga puede ser tan doloroso como con una pareja

La amistad es un pilar de nuestra vida, y romper ese vínculo puede ser tan duro como una ruptura de pareja. Te damos consejos para sobrellevarlo

por Noelia

Editora de Bloom.

Las rupturas siempre son dolorosas. Cortar el vínculo con una persona es algo por lo que muchas pasamos a lo largo de la vida. Y no solo hablamos de rupturas amorosas, también existe el duelo por amistad. Lo sabemos, es muy difícil superar una amistad rota, ya sea por desencuentros o porque se trate de amigas tóxicas, un concepto que ya abordamos largo y tendido en este artículo.

El duelo por amistad es muy similar a otros tipos de duelos, como el que sufrimos cuando rompemos con una pareja o el que atravesamos cuando muere alguien cercano. Pasamos por diferentes fases, desde la negación hasta el enfado o la tristeza. Aunque ahora te parezca difícil verlo, llegará un momento en que lo aceptes y la vida siga adelante. Al final, siempre lo hace, y ese rayo de esperanza nos puede animar en días oscuros. 

Hablamos de una pérdida del vínculo, que puede ser por distintos motivos. Porque tu amiga y tú os habéis distanciado con el paso del tiempo, porque ya no tenéis puntos en común, porque algo os ha hecho perder el contacto o porque, de algún modo, la vuestra se había convertido en una de esas amistades tóxicas.

Superando la pérdida de una amiga: tiempo y autocuidado para el duelo por amistad

Sea cual sea el motivo, ante esa pérdida de amistad es importante tener claro que pasarás un duelo, asumirlo y no negarlo. Y no hay una única respuesta a la pregunta de cómo superar un duelo por amistad, ya que, en realidad, aplican consejos y principios similares a los de otros tipos de duelo.

El primer tip es que no trates de ignorar lo que sientes. Esas emociones están ahí, y es importante darles la importancia que se merecen para que no se enquisten. Concédete tu tiempo para estar triste si así lo demanda tu cuerpo, piensa en todo lo que ha sucedido y trata de aprender de ello. Interioriza también tus errores y asúmelos como parte de este proceso de aprendizaje. 

duelo por amistad

En esta difícil situación, la empatía será tu gran aliada, para ponerte también en la piel de la que fue tu amiga y entender que ella (o él, si hablamos de un amigo) también estará atravesando un momento complicado.

Date los mimos que mereces y disfruta contigo. Nuestras amigas son un apoyo esencial en nuestro día a día, pero ¿qué hay de nosotras mismas? Sí, también es importante trabajar esa relación. Por ejemplo, teniendo una autocita, paseando con nuestro podcast favorito o dedicándonos toda una tarde a nuestros rituales beauty.

Poco a poco, iremos avanzando hasta la fase del duelo ligada a la aceptación, en la que podremos recordar los buenos momentos que nos brindó esa amistad.

¿Un consejo extra? A veces, en un duelo por amistad, podemos sentir el impulso de aplicar el clásico “un clavo saca a otro clavo” de las rupturas amorosas. Pero, ¡recuerda!: es importante no tapar nuestras emociones, sino dejarlas fluir, aceptarlas y aprender a gestionarlas. Eso no significa que no puedas apoyarte en otras amistades o crear unas nuevas, pero sí que apuestes por relaciones sanas y sinceras, en las que te sientas cómoda y feliz. ¡No te mereces menos!

¿Y si se trata de amigas tóxicas? Aprende a identificar sus conductas

Las amigas tóxicas pueden estar ahí y que ni siquiera nos demos cuenta, porque tendemos a ver claramente las red flags en el caso de las parejas, pero no tanto de las amistades.

amistad toxica

¿Cómo reconocer las relaciones de amistad tóxicas? El primer paso para eliminar de tu vida eso que no te hace bien es identificarlas. Ficha este test de la amistad tóxica y sal de dudas con estos ejemplos tan ilustrativos: 

  • ¿Tu bestie hace comentarios (negativos) sobre tu ropa o tu cuerpo?
  • ¿Cada vez que cambias de trabajo, de clase o conoces gente nueva se pone celosa?
  • ¿Se enfada si no contestas YA a sus mensajes de WhatsApp?
  • ¿Notas que intenta generar mal rollo entre tu pareja y tú o entre otra amiga y tú?
  • Si quedas con otras personas, ¿está enfadada contigo varios días después?
  • ¿Tiendes a priorizar lo que a ella le apetece (y no lo que tú necesitas) para evitar que se moleste?

Un solo sí a estas preguntas ya debería ponernos la alerta de “cuidado, amiga tóxica” en modo ON, y el sí rotundo gana puntos cuantas más respuestas positivas demos. Pero keep calm, de las relaciones tóxicas también se sale, aunque sean de amistad, y aquí te damos algunos consejos para regalarte una vida toxic free.

Todo esto, tanto el duelo por amistad como identificar a una amiga tóxica, te ayudará a valorar aún más a todas esas amigas con las que tienes un súper vínculo, en las que te apoyas y a las que apoyas y con las que te sientes feliz, comprendida y… ¡totalmente tú!

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!