Ozempic: la eterna promesa de adelgazar con un fármaco es real… y el mundo se está volviendo loco

La obsesión por la imagen y la constante búsqueda de la delgadez son el marco perfecto para explotar un mercado de productos que prometen resultados “rápidos y sin esfuerzo”.

September 18, 2023 por Sara G. Pacho

Editora en Bloom. Feminista, gatuna y yoguini.

La cultura de la dieta es un fenómeno omnipresente en la sociedad actual. Constantemente somos bombardeadas con imágenes de cuerpos perfectos o con mensajes que nos presionan para ser de todo menos nosotras mismas. Todo un negocio montado en torno a esos estándares casi siempre inalcanzables que, además, no tienen en cuenta nuestras propias características individuales.

Esos mensajes pueden calar hasta tal punto en nosotras que acabemos preocupándonos más por alcanzar esas expectativas que por nuestra propia salud. Es el caldo de cultivo perfecto no solo para desarrollar un TCA, sino para recurrir a métodos más o menos extremos y más o menos peligrosos para lograr una pérdida de peso rápida. 

Solo en nuestro país hay cerca de medio millón de personas que sufren un Trastornos de la Conducta Alimentaria (TCA) que, además, son cada vez más jóvenes.

No solo existen una gran cantidad de productos que prometen reducir el peso o el volumen (sin dejarnos muy claro a costa de qué) que nos impactan en casi cualquier esfera de nuestra vida con total impunidad. Además, cada vez es más común fijarse si en los efectos secundarios de otros medicamentos se encuentra la pérdida de peso para poder comercializarlo bajo esta promesa. Es el caso de Ozempic, un inyectable para tratar el azúcar en sangre en adultos con diabetes mellitus tipo 2 que ha sido rebautizado como “la droga de Hollywood” a raíz de que algunos famosos, como Elon Musk, hayan admitido estar usándolo con otro fin: adelgazar. 

boobs-separator

Muchas de las pastillas para adelgazar disponibles en el mercado carecen de respaldo científico y pueden tener efectos secundarios graves. Algunos de estos productos contienen ingredientes no regulados, como estimulantes o diuréticos, que pueden causar daño a los órganos internos, aumentar el riesgo de problemas cardíacos o incluso provocar la muerte. Además, la mayoría de las pastillas para adelgazar no abordan la causa subyacente del aumento de peso y, en última instancia, no son efectivas a largo plazo.

La historia detrás de Ozempic es una intrigante mezcla de innovación médica, regulaciones gubernamentales y una creciente necesidad de abordar la obesidad de manera efectiva. Los pacientes que lo tomaban experimentaban una reducción de peso de hasta un 15 % con una inyección semanal, tres veces más que otros medicamentos de toma diaria.

ozempic que es

Ozempic para bajar de peso

El principal principio activo de Ozempic es la semaglutida, cuya función es ayudar a reducir los niveles de azúcar en sangre en diabéticos de tipo 2. Se administra en forma de inyección una vez por semana y se prescribe en adultos con esta enfermedad cuando la dieta y el ejercicio no están consiguiendo los efectos esperados. Depende de cada caso se puede utilizar como único tratamiento o combinar con otros, como la insulina. Sin embargo, Ozempic no se ha hecho famoso por este uso, sino por su acción contra el sobrepeso: elimina la sensación de hambre al ralentizar el vaciamiento gástrico.

Si echamos un vistazo al mercado, vemos la enorme oferta de productos que prometen adelgazar ya sea inhibiendo el apetito, “bloqueando” los carbohidratos o las grasas ingeridas o “desintoxicando” el organismo. La mayoría de ellos se presentan como un remedio mágico que no tiene en cuenta las características individuales de quien lo toma ni cuenta con un aval científico al respecto.

ozempic efectos

Es quizá por esto por lo que Ozempic se ha presentado como una verdadera revolución. No solo se ha validado su eficacia, sino que además celebrities como Kim Kardashian, hasta ahora orgullosa de lucir un cuerpo con curvas, le hizo una buena promo al revelar que este había sido su secreto para meterse en el icónico vestido de Marilyn Monroe en la MET Gala del año pasado. Ahora bien: ¿conocemos la cara B de este producto?

Efectos secundarios y el efecto rebote de Ozempic

Si algo es capaz de frenar las dietas peligrosas es mencionar el efecto rebote y Ozempic lo presenta como uno de sus principales desafíos. Según un estudio publicado en la revista ‘Diabetes, Obesity and Mebolism’, los pacientes que usaron este medicamento para la pérdida de peso lo recuperaron al finalizar el tratamiento. Es decir: sin inyecciones, la sensación de hambre, vuelve. 

Como te podrás imaginar, este no es el único efecto secundario de Ozempic. Cuando esa sensación de hambre queda oculta y dejamos de comer, nuestro cuerpo empieza a perder nutrientes esenciales y a perder peso, sí, pero de una manera poco saludable.

Efectos secundarios más comunes (y menos graves)

  • Náuseas. Muchos pacientes que toman Ozempic experimentan náuseas, especialmente al inicio del tratamiento que, en la mayoría de los casos, disminuyen con el tiempo.

  • Diarrea. Al igual que las náuseas, suele mejorar con el tiempo.

  • Hipoglucemia. En el contexto de su uso para tratar la diabetes, la semaglutida puede causar hipoglucemia o niveles bajos de azúcar en sangre.

Otros efectos secundarios más graves

  • Enfermedad ocular diabética. Se relaciona el uso de este medicamento con el riesgo de sufrir esta enfermedad.

  • Inflamación en el páncreas. Aunque poco frecuente, Ozempic se ha asociado en algunos casos con la inflamación del páncreas. Esto puede ser un efecto secundario grave y requerir atención médica inmediata.

  • Posibles reacciones alérgicas. Como con cualquier medicamento, existe el riesgo de desarrollar reacciones alérgicas a la semaglutida. Los síntomas pueden incluir dificultad para respirar, hinchazón de la cara, labios o lengua, y erupciones cutáneas.

Cualquier uso de este fármaco no supervisado por un profesional de la salud puede ser peligroso.

ozempic efectos

El suministro como reto

Otro desafío significativo ha sido la falta de suministro. Después de que algunas figuras mediáticas como las que ya hemos mencionado dieran a conocer públicamente el uso de Ozempic para la pérdida de peso, la demanda aumentó considerablemente. Esto generó una crisis de suministro que hizo crecer la leyenda en países como Estados Unidos. En España su uso continúa restringido al tratamiento de la diabetes: no está aprobado para tratar problemas de sobrepeso ni se puede conseguir en farmacias sin receta. 

boobs-separator

Recuerda, bloomer: tu salud es lo primero. Evita el consumo de fármacos sin receta y, si lo necesitas, solicita atención profesional y personalizada.

¿Delgadez a toda costa? El peligro de las soluciones milagrosas

El fenómeno de la búsqueda obsesiva de la delgadez y la presión social para cumplir con estándares de belleza inalcanzables han dado lugar a la proliferación de productos como Ozempic, inicialmente diseñados para tratar afecciones médicas específicas, pero promocionados como soluciones milagrosas para la pérdida de peso. Su uso no supervisado de medicamentos puede desencadenar una serie de efectos secundarios además del temido efecto rebote. Es por eso que tratar los problemas relacionados con el peso tiene que estar pautado de manera sostenible y saludable. 

Cada una de nosotras somos únicas e irrepetibles, por lo que requerimos soluciones 100% personalizadas. Lo que funciona para una persona puede no ser lo más adecuado para otra, así que antes de considerar cualquier tratamiento para la pérdida de peso, busca orientación y supervisión.

La salud debe ser nuestra prioridad: no cedamos a la presión de estándares de belleza poco realistas y, en su lugar, enfoquémonos en cuidarnos de manera integral y segura.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!