Mamografía y ecografía de mama: 10 cosas que debes saber sobre estas pruebas ginecológicas

Te contamos todo lo que necesitas saber sobre las mamografías y ecografías de mama. ¿Hay diferencias? ¿Cómo se realizan estas pruebas?

por Noelia

Editora de Bloom.

Mamografía y ecografía de mama parecen lo mismo, pero no lo son. A estas alturas de la película, todavía hay muchísimas dudas en torno a estas pruebas ginecológicas que se hacen para revisar nuestros pechos. Y si todavía no te ha tocado hacerte una, también has llegado al sitio correcto.

Vamos a responder las 10 preguntas más frecuentes sobre la mamografía para que estés tranquila y sobre todo para que sepas cuándo debes hacértela y qué puedes esperar de ella. Además, entenderás enseguida la diferencia entre esta prueba y la ecografía de mama. ¡Empezamos!

1. ¿Qué es una mamografía?

Una mamografía es una imagen que se toma de la mama con rayos X. Es súper importante para una detección precoz de un posible cáncer de mama. Algunas personas piensan que con autoexplorarse los pechos como dicen los tutoriales es suficiente para detectarlo en casa, pero, aunque contribuye a la detección precoz, esta no es la única vía. Para estar 100% tranquila, ve a tus revisiones ginecológicas y hazte mamografías periódicas cuando proceda. 

2. ¿Cuándo hacerse una mamografía? ¿A partir de qué edad?

Lo recomendable es empezar a hacerla a los 40 años. Existen algunos casos en los que se puede aconsejar empezar antes, sobre todo si tienes antecedentes familiares. Habla con tu médico si tienes alguna duda y te dirá si todavía es pronto o si ya ha llegado el momento. Y si has remoloneado un poco, no te preocupes, no sientas vergüenza por ir por primera vez mucho más tarde. Más vale tarde que nunca.

La mamografía se suele recomendar a partir de los 40 años

3. ¿Hasta qué edad se hacen las mamografías?

Actualmente, la edad a la que se suelen dejar de hacer estas pruebas diagnósticas es a los 75 años. Sin embargo, cada vez hay más defensores de continuar con ellas hasta el final de la vida de la mujer. Es un tema que todavía está en estudio y que, de nuevo, te recomendamos que dejes la decisión en manos de los especialistas.

4. ¿Cada cuánto tiempo se hace una mamografía?

Se suele recomendar una vez al año. Algunas personas pueden tardar más o menos, según la recomendación del doctor, pero lo habitual es pasar por boxes una vez al año para quedarte tranquila.

mamografia bilateral

5. ¿La mamografía duele?

Que te aplasten las mamas no es agradable, no nos vamos a engañar. Si has tenido un mal amante que pensaba que tus pechos eran una pelota antiestrés, seguro que sabes de lo que te hablamos. Pero el proceso de la mamografía no tiene que ser insufrible. ¿Molesto? Bastante. ¿Doloroso? Depende. Un buen consejo Bloomer es evitar (en la medida de lo posible) que la cita para la prueba coincida con los días de regla o la semana previa a ella, porque la zona está más sensible. 

Es un procedimiento molesto, pero es llevadero y conlleva un dolor soportable.

6. ¿Cómo se hace una mamografía?

El proceso es súper sencillo. Te colocas de pie frente a una máquina de rayos X diseñada especialmente para esto, apoyas un seno en la superficie y con una placa situada en la parte superior se comprime el pecho. Al aplastar el tejido se puede detectar el tumor (o los primeros signos de este). Cuando se repite con cada pecho se llama mamografía bilateral.

7. ¿Cuánto dura el proceso?

La presión sobre el pecho apenas unos segundos, pero el proceso completo puede tardar entre 15 y 20 minutos, entre que te colocas, preparan la máquina, toman la imagen de ambos senos en caso de la mamografía bilateral. Es algo muy rápido y te puede ahorrar muchos disgustos, no seas boba y no lo dejes pasar por miedo.

8. ¿Cuánto tardan en llamar si es una mamografía anormal?

Normalmente, los resultados pueden tardar semanas en llegar. Si el resultado es una mamografía anormal, se contactará con algo más de rapidez con la paciente para hacer pruebas complementarias. Si esto ocurre, ¡no adelantes acontecimientos! Una mamografía anormal no siempre es sinónimo de cáncer. Si ven algo malo en una mamografía te lo notificarán y te ayudarán a despejar todas tus dudas.

9. Diferencia entre mamografía y ecografía de mama

Son métodos complementarios. La principal diferencia entre mamografía y ecografía de mama es que en la mamografía se usan rayos X y en la ecografía de mama se usan ondas de ultrasonido. En caso de usar ambos métodos, lo habitual suele ser hacer la ecografía después de la mamografía.

mamografia y ecografia de mama

10. ¿Qué es más fiable, mamografía o ecografía?

Ambos métodos son fiables para la detección del cáncer de mama, aunque, siempre que sea posible, se suele recomendar la mamografía como primera opción por su eficacia.

Si estás en la edad recomendada, tienes algún antecedente familiar, etc. y te debates entre pedir cita para tu próxima mamografía o dejarlo pasar, te animamos a vencer la pereza y acudir al especialista. Con ayuda de estas pruebas periódicas tendrás un control de tu estado de salud y la tranquilidad de que todo en tus pechos esté en orden.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!