¿Puedo hacerme una mamografía con prótesis o mamoplastia?

La mamografía es una prueba esencial para la detección del cáncer de mama.
¿Impiden las prótesis realizar esta prueba?

por Sara

Editora en Bloom. Me gusta compartir mi espacio con mis gatos, practicar yoga y estar cerca del mar.

La mamografía es la prueba médica capaz de hacer un diagnóstico precoz del cáncer de mama. Se trata de una imagen que se toma con rayos X y que todas debemos hacernos anualmente a partir de los 40 años, o incluso antes si tenemos antecedentes familiares, por ejemplo. Ahora bien, ¿qué sucede en el caso de tener prótesis o implantes de mamas? ¿Se puede hacer una mamografía con prótesis o tenemos que renunciar a este examen que es, en tantos casos, vital? 

Mamografía con prótesis, ¿se puede? 

Afortunadamente para nosotras, la respuesta es sí, podemos realizarnos esta prueba médica si llevamos implantes mamarios. Eso sí: menciona tu situación en tu centro médico u hospital, si es posible, en cuanto te citen para la mamografía y asegúrate que la persona encargada de hacerte la prueba conoce esta información. Si tienes algún dolor en la zona, también es importante comunicarlo. En resumen: ¡no valen los secretos!

Por lo demás, el protocolo de revisiones y seguimiento es exactamente igual para todas, con implantes o sin ellos. Digamos que no va a ser una experiencia súper placentera, pero sí que será segura, bloomer

mamografia implantes mamarios

Cómo se hacen las mamografías con prótesis 

Una mamografía no es una prueba, francamente, agradable. Para poder explorar bien los tejidos se utiliza un aparato que “aplasta” las mamas. En el caso de llevar prótesis mamarias o implantes, la manera de proceder variará ligeramente para poder explorar la mama sin dañarla y sin que el implante sufra.

Para obtener la mayor información posible y que la prótesis no interfiera en la photofinish, es posible que el o la profesional de rayos X prefiera hacer 4 tomas en total, es decir, dos por cada seno, en lugar de las 2 habituales. Esto dependerá de la colocación del implante y no tanto de si es de silicona o de otro material. 

Si el implante está en lo que se conoce como plano subglandular, es decir, entre la glándula mamaria y el músculo pectoral, es más complicado visualizar la parte que interesa en esta prueba. 

mamografia con protesis

Si está colocada por detrás del músculo, será más sencillo “apartarlo” con una pequeña maniobra (conocida como maniobra de Eklund) para conseguir la mayor información y poder captar la parte frontal de cada seno. 

¿Se puede detectar cáncer de mama con implantes?

Ahora que ya sabes que es posible hacer una mamografía con prótesis, puede que te preguntes si esto puede interferir a la hora de detectar un cáncer, que es el principal objetivo de esta prueba. 

Según la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, ser portadoras de una prótesis no dificulta la palpación de tumores, ya que estos implantes sí permiten apreciar variaciones en la textura y consistencia de la glándula mamaria.

Así que, en este sentido, todas tenemos que seguir las mismas pautas de detección precoz, tengamos prótesis o no: una mamografía anual a partir de los 40 (o antes, si hay indicación al respecto), autoexplorarnos con cuidado (ojo, no todo vale, como te contamos en este post) y, ante cualquier anomalía, acudir a un o una especialista para que analice nuestro caso.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!