Hablemos de sexo oral: los 6 mandamientos para practicarlo y un repaso a sus beneficios más allá del placer

Necesita pocas presentaciones y, aunque todas sabemos de qué hablamos cuando hablamos de sexo oral, hay algunos tópicos a desterrar y consejos que conviene recordar

por Sara G. Pacho

Editora en Bloom. Feminista, gatuna y yoguini.

El sexo oral es una práctica que suele resultar muy estimulante para quien lo recibe -aunque para gustos, los colores- y que no debería ser traumática para quien lo está realizando. Al revés: puede ser un momento para conocer más a la otra persona, ganar intimidad y disfrutar con el placer ajeno. Eso sí: no está libre de riesgos. Te contamos todo lo que tienes que saber para hacer (y recibir) sexo oral placentero y 100% seguro. 

Seis mandamientos para el buen sexo oral

Cuando practicamos sexo oral, nuestra intención es hacer que la otra persona disfrute. Aunque es una práctica muy extendida y todas conocemos de sobra algunos topicazos y lugares comunes, lo cierto es que también hay mucho desconocimiento al respecto. ¿Lista para tomar apuntes?

  1. Cada persona es un mundo


    Puede que conozcas a tu pareja perfectamente y sepas ya lo que le gusta, o puede que no tengas ni idea y necesites algunas indicaciones para dar con la tecla que la otra persona necesita para disfrutar a tope. Así que, una vez más, la clave para compartir este momento placentero es la comunicación.

  2. La postura importa y aporta


    Igual que cuando tenemos relaciones genital-genital, el sexo oral admite diferentes posturas y, en función de eso, la experiencia cambiará. ¡Imaginación al poder!

  3. No te olvides de los alrededores


    Si eres tú quien está dando sexo oral a un hombre cis, recuerda que hay vida más allá del pene. Jugar con los testículos con suavidad también produce mucho placer. ¡Pide feedback para saber qué movimiento le produce más placer! Y, por supuesto, esto también aplica a las relaciones con mujeres: aquí te contamos cómo hacer un buen cunnilingus.

  4. Sigues teniendo manos, ¡recuérdalo!


    Puedes comenzar a estimular el tronco del pene haciendo una pequeña presión con los dedos o con la mano entera para luego dar paso a tu boca y tu lengua. La parte inferior suele ser la que más sensibilidad tiene: un buen sitio para concentrar los esfuerzos. De nuevo, si tienes relaciones con una persona con vulva, esto también se aplica: puedes ir tocando con tus dedos la entrada de la vagina, presionando suavemente y ajustando la intensidad.

    sexo oral consejos

  5. Utiliza todos tus sentidos


    A algunas personas les gusta que haya contacto visual, mientras que otras prefieren cerrar los ojos. Pasa lo mismo con los sonidos. Puede que a quién está recibiendo sexo oral le guste sentir a través de sus oídos que también estás disfrutando.

  6. Que el ritmo no pare…


    …pero que sea el adecuado. Cada una necesitamos una velocidad, que esta aumente o disminuya, etc. Deja las prisas fuera.

No solo placer: otros beneficios del sexo oral 

Como te decíamos, es una de las prácticas favoritas tanto de hombres como de mujeres, y no es para menos. Aunque en algunos casos haya sido tratado como “un preliminar más” lo cierto es que la estimulación oral en sí misma ya constituye una relación sexual y es posible alcanzar el orgasmo o, simplemente, disfrutar mucho de ese ratito. De hecho, para nosotras es más probable llegar al placer máximo recibiendo buen sexo oral que con el típico mete saca de las relaciones cishetero

  • Dar y recibir sexo oral indica confianza e intimidad en la pareja. Da igual si sois amantes just for one day o sois una pareja consolidada. El sexo oral es -o debería ser-, por definición, generoso. 
  • Dale a tu clítoris lo que necesita: si eres la receptora de un buen sexo oral podrás sentir todo el poder del clítoris (no olvides que para recibir esto tienes primero que conocerte y segundo que transmitirlo a quien está al lío). Más de 8.000 terminaciones nerviosas. Gó-za-las.
  • ¡Fuera estrés! Llegar al orgasmo o, simplemente, sentir placer, ayuda y mucho a rebajar los niveles de estrés.
  • Relacionado con lo anterior: mejora la calidad del sueño. ¿Quién quiere somníferos teniendo esta alternativa? 
sexo oral beneficios

¿Necesito usar protección en el sexo oral?

Rotundamente sí. No hay riesgo de embarazo, pero si no utilizas un método de protección de barrera, como el preservativo o la barrera bucal, es posible contraer una ITS, exactamente igual que con el sexo vaginal o anal. 

De hecho, tal y como hemos visto en el Observatorio Bloom sobre ITS en mujeres en España, el sexo oral es una de las principales vías de transmisión de algunas de estas infecciones. La clamidia, la sífilis, la gonorrea, el VPH y el VIH se pueden transmitir oralmente así que, ¡poca broma y mucha protección!

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!