Duelo perinatal, mucho más que un aborto: en qué consiste y consejos de amiga para afrontarlo

La llamada muerte perinatal se produce entre la semana 22 de embarazo y los primeros 7 días de vida del recién nacido. Deriva en un duelo tan doloroso como cualquier otro: abordamos la importancia de visibilizarlo y naturalizarlo

May 16, 2022 por Isabel Sauras

Editora de BLOOM

La muerte siempre es algo tremendamente doloroso, pero cuando hablamos de un hijo, incluso de uno no nato, como es el caso de un duelo perinatal, el dolor es aún más profundo y, a veces, difícil de asumir. 

Perder a un bebé justo antes de nacer, durante el parto o al poco de su nacimient, es un trago muy amargo para los padres. Al sufrimiento por la pérdida de un bebé esperado y querido se suma la falta de comprensión y de aceptación de la sociedad para este tipo de duelos.

Culturalmente, no estamos a acostumbrados a reconocer como pérdida de un ser querido la muerte de un bebé con el que apenas hemos pasado tiempo y acumulado recuerdos, por eso no hay reconocimiento público y el dolor de los padres se vive en solitario. Asumir que esos hijos son muy queridos desde el primer momento y que su muerte es muy dolorosa y requiere un duelo es una tarea aún pendiente.

¿Qué es la muerte perinatal? La importancia de visibilizar

La OMS (Organización Mundial de la Salud) define muerte perinatal como el fallecimiento que se produce entre la semana 22 de gestación, durante el parto o en los 7 primeros días del recién nacido, independientemente de cuáles sean las causas. Debes saber de que, en el caso de que esta se produzca antes de la semana 22 de gestación, se llama muerte gestacional o intrauterina y, en el caso de que el bebé muera pasada la primera semana desde el nacimiento, recibe el nombre de muerte neonatal. 

A pesar de la falta de visibilidad de este problema, en España fallecen una media de 4 o 5 bebés por cada mil nacidos al año según el INE (Instituto Nacional de Estadística), lo que quiere decir que muchos padres pasan por ese doloroso trance y, sin embargo, apenas somos conscientes de ello.

Para dar visibilidad a todas esas familias que sufren la pérdida de sus hijos, el 15 de octubre se celebra el Día mundial de la concienciación y visibilización de la muerte perinatal. 

duelo perinatal que es

¿Cuáles son las causas que producen la muerte perinatal?

Las causas más habituales que pueden producir una muerte perinatal son difíciles de evitar. Es más, ocurre muy a menudo que los padres nunca llegan a saber exactamente qué es lo que ha provocado ese deceso y el consiguiente duelo perinatal, lo cual hace que sea aún más doloroso asumir la pérdida.

  • Enfermedad de la madre
  • Malformaciones graves en el feto
  • Enfermedades congénitas
  • Infecciones graves
  • Complicaciones con el cordón umbilical
  • Mal funcionamiento de la placenta
  • Ruptura del útero
  • Diversas complicaciones durante el parto

¿Qué es el duelo perinatal? Un proceso muy personal

duelo perinatal

El duelo perinatal es el periodo de tiempo que los padres tardan en asumir (que no superar) de forma natural la muerte perinatal de sus hijos.

Al tratarse de una noticia tan inesperada y ser algo tan antinatural es una situación muy complicada de asumir y gestionar. Además, el dolor es algo muy personal que no debe juzgarse desde fuera.

Tiempo, ayuda profesional y mucha paciencia y comprensión son las claves para superar lo mejor posible el proceso de duelo en la pérdida perinatal. 

Obviamente, el proceso de cada familia es muy diferente y depende mucho de las circunstancias en las que se haya dado la fatídica situación, pero, en términos generales, existen unas fases naturales que se suelen repetir:

Fases del duelo perinatal:

  1. Estado de Shock


    En el momento de recibir la noticia

  2. Negación


    Como mecanismo de autodefensa

  3. Búsqueda de respuestas


    Necesidad de encontrar culpables y preguntarse los porqués

  4. Incertidumbre


    Preguntas sobre el futuro inmediato

  5. Tristeza profunda


    Que puede desembocar en la llamada depresión perinatal

  6. Aceptación


    Este momento puede llegar en unas semanas o prolongarse durante años. Contar con la ayuda de profesionales ayudará a reducir seguro el dolor y los tiempos de duelo

duelo perinatal fases

Consejos para sobrellevar el duelo perinatal: la importancia de escucharnos y respetar nuestros tiempos

No existe un protocolo oficial para acompañar a los padres en todo el proceso del duelo perinatal, aunque hay muchos equipos médicos que sí tienen su propio protocolo de actuación para estos casos. 

No hay ningún proceso igual a otro ni todas las familias encajan el dolor de la misma manera, por lo que hay que ser muy prudente a la hora de aconsejar a alguien sobre cómo sobrellevar la pérdida de un hijo, haya sido en la semana 22 o tras el parto.

  • Si el equipo médico lo cree conveniente y te sientes con fuerza, el contacto post mortem puede ayudarte en el proceso. 
  • Date tiempo para asumir la pérdida. El que necesites.
  • No tienes que olvidar lo ocurrido, solo aprender a vivir con ello.
  • Intenta que no te hagan daño las voces que te hacen sentirte incomprendida y juzgada. Tu dolor es tuyo y el vínculo que te une con tu bebé también. 
  • Pide ayuda, los especialistas te pueden guiar a superar la pérdida. Acudir a un grupo de apoyo y compartir experiencias con quienes han pasado por lo mismo es, siempre, una tabla de salvación. 
  • Trata de no encerrarte en ti misma, sino de explicar cómo te sientes. Déjate consolar y acompañar. 
  • Poco a poco, procura retomar tu vida normal, quedarte en casa no va a ser de gran ayuda. 
  • Si lo necesitas, prepara un ritual para despedirte de tu hijo o hija y cerrar convenientemente esa etapa. La espiritualidad, ligada o no a una religión, ha ayudado a nuestros ancestros y nos ayuda a nosotros a superar las pérdidas. 

Y recuerda: el duelo perinatal es tan válido como cualquier otro. Gestionarlo, igual que las emociones que lo acompañan, es todo un reto, así que debemos darle la importancia que tiene y no minimizarlo.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!