¿Se puede utilizar la copa menstrual si eres virgen o menor de edad?

El miedo a la copa menstrual si eres virgen o menor de edad es natural, peeeero aquí descubrirás si es una buena opción para ti.

por Isabel Sauras

Editora de BLOOM

¿Puedo usar la copa menstrual si soy virgen? La respuesta es un rotundo sí. Por supuesto que puedes utilizar la copa menstrual desde tu primera regla, da igual si eres virgen o menor de edad. Las copas menstruales al igual que los tampones no afectan a tu virginidad, así que puedes usar ambos métodos con total tranquilidad y disfrutar de sus infinitos beneficios. No hay una edad mínima para empezar a usar la copa menstrual y es perfectamente apta para una adolescente que tiene sus primeras reglas. Te animamos a probar este producto de higiene femenina en el que todo son ventajas. 

Copa menstrual para niña: dudas

La copa menstrual es un recipiente en forma de copa que se introduce en la vagina sirve para recoger tu menstruación. Su principal ventaja es que es reutilizable lo que lo convierte en un sistema ecológico, práctico y muy económico. Pero además, las copas menstruales se fabrican con materiales anti-alergénicos que garantizan que todo va a estar bien ahí abajo.

Además, “la virginidad” no se pierde hasta que tú no lo quieras. Usar la copa menstrual si eres virgen o si ya no lo eres no va a cambiar nada a nivel sexual, como mucho, te ayudará a encontrar partes de ti que igual no tenías 100% controladas, como el conducto vaginal, tus labios o el cérvix.

La copa para chicas que no han tenido relaciones es segura, higiénica y además una gran ayuda para generar menos residuos. 

Y tu siguiente duda probablemente sea: ¿cómo saber tu talla de copa si eres menor de edad? Depende de las marcas, pero la mayoría de ellas, fabrican copas menstruales de diferentes tamaños para adaptarse a todo tipo de mujeres. El conducto vaginal de una mujer que ha tenido hijos es obviamente más grande que el de una niña que acaba de empezar a menstruar. Las tallas suelen variar entre la S a la XL. Lee las indicaciones de talla de la marca que quieras comprar, aunque lo más seguro es que utilices la más pequeña al principio y vayas subiendo conforme crezcas.

Si eres adolescente, elige la copa menstrual más pequeña que encuentres, te manejarás con ella mejor para ponértela y quitártela y te sentirás más cómoda cuando la lleves puesta. 

Consejos para usar la copa menstrual por primera vez

Si te has decidido a usar una copa menstrual por primera vez y ya tienes en tus manos la adecuada para tus circunstancias, es el momento de leer algunos consejos que pueden ayudarte a salir airosa. 

Si ya has utilizado antes tampones, estarás más familiarizada con tu vagina que si es la primera vez que introduces algo dentro. En cualquier caso, date tu tiempo. Es normal que las primeras veces te cueste un poco colocarte la copa menstrual correctamente, y también es normal que duela un poco quitártela. Después lo harás casi sin darte cuenta, será coser y cantar, palabra de Bloomer. 

[inpost]

Lo más importante es encontrarte en un entorno tranquilo, donde nadie vaya a molestarte durante un rato. Trata de estar relajada, los nervios impedirán que hagas las cosas correctamente y además obligarán a los músculos de la vagina a estar tensionados y el trance será más doloroso. Lávate bien las manos antes de empezar a manipular la copa menstrual y lee detenidamente las instrucciones del fabricante.

Por último, te aconsejamos que repitas varias veces el proceso hasta que lo tengas controlado, así si a lo largo del día tienes que vaciar la copa en un sitio menos fácil, no te pondrás nerviosa.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!