Sexo sin riesgos o por qué la doble protección es el método anticonceptivo más seguro

¿Sabes en qué consiste la doble protección? En usar un método hormonal y otro de barrera. ¡Te lo contamos al detalle!

por Noelia

Editora de Bloom.

Que levante la mano quien sepa cuál es el método anticonceptivo más seguro. Vemos muchas voluntarias por ahí, ¡así nos gusta! Pero, ¿daríamos todas la respuesta correcta? Lo cierto es que todavía es bastante desconocida la doble protección, que resulta ser el método anticonceptivo más eficaz… y que pocas veces se nombra. ¿Qué es esto? ¿Hay que ponerse dos condones? ¿Duplicar la toma de pastillas? ¿Ir con dos parches por la vida? ¡Nada de eso! 

La doble protección consiste en combinar dos métodos anticonceptivos (principalmente, uno hormonal y otro de barrera) y, de esta manera, reforzarlos. Es decir, conseguir así que sean métodos más eficaces y más seguros, tanto para evitar el embarazo como para protegernos de las ITS. Ya sabes: la unión hace la fuerza.

El método anticonceptivo más seguro o cómo prevenir de ITS y embarazos a la vez

Esta pregunta nunca nos saldrá en el Trivial, pero sin duda es de lo más útil que podemos aprender a lo largo de nuestra vida sexual. Y vaya por delante que la respuesta no es universal: es tu gine quien mejor te podrá indicar, especialmente en lo que a métodos hormonales respecta. 

Espera, bloomer, no cierres todavía la pestaña: no estamos tratando de echar balones fuera, pero es tu especialista, en base a tus necesidades y a tu historial clínico, quien te puede recomendar el mejor método anticonceptivo. Todas somos únicas, y por eso a ti te puede ir fenomenal una cosa y a tu bestie, otra. Y las dos opciones serán igual de válidas.

Dicho esto, redoble de tambores porque vamos a abordar la pregunta del millón: qué método anticonceptivo es el más efectivo. ¡Badum tss! La doble protección. ¡Toma nota!

doble proteccion preservativos

Qué es la doble protección y cómo practicar sexo sin riesgos

Vivir tu sexualidad como te dé la gana está genial, pero en el camino debemos evitar tomar riesgos innecesarios y poner todo lo que esté de nuestra parte para ello. Sexo sin riesgos, con el disfrute y el cuidado por encima de todo. ¿Es posible? ¡Por supuesto!

La doble protección es mucho más que una tendencia. Se trata de mantener relaciones sexuales combinando dos métodos anticonceptivos: un anticonceptivo de barrera (preservativo masculino o femenino) y otro hormonal. Por ejemplo, un condón más la píldora. O un preservativo femenino más el parche. 

El objetivo con este método es evitar las infecciones de transmisión sexual y el embarazo al mismo tiempo. Ya sabrás que los anticonceptivos hormonales, como la píldora, el DIU o el parche, nos evitan quedarnos embarazadas, pero no nos protegen de las ITS o ETS.

La doble protección consiste en combinar dos métodos anticonceptivos diferentes para evitar una ITS y un embarazo

Además, hay muchas personas que toman la píldora, por ejemplo, por cuestiones médicas u hormonales (acné, SOP, etc.), pero es importante no caer en la falsa creencia de que con esto ya está todo resuelto. Y es especialmente recomendable recurrir a la doble protección si no tenemos pareja estable.

Misión ‘evitar ITS’: métodos anticonceptivos que sí… y que no

¿Qué métodos anticonceptivos previenen las ITS y los embarazos? Respuesta exprés (y con algo de trampa que explicamos más abajo): los métodos anticonceptivos de barrera.

¿Y qué métodos anticonceptivos sirven para evitar los embarazos, pero no las ITS? Los métodos anticonceptivos hormonales.

doble proteccion mejor metodo anticonceptivo

Aunque esta es una regla bastante sencilla para acordarnos, hay excepciones que te vamos a señalar. 

Las ITS se previenen de forma efectiva con un preservativo masculino o femenino, que debe ser usado durante todo el intercambio sexual

Estos son los métodos anticonceptivos que ayudan a prevenir enfermedades de transmisión sexual y embarazos:

  • Preservativo masculino. Lo llamamos el “todoterreno”, porque es, probablemente, el más universal. Su eficacia es superior al 98% y es accesible, fácil de usar y sin efectos secundarios (salvo que, por ejemplo, tengas alergia al látex, pero eso merece un artículo aparte).
  • Preservativo femenino. Poco a poco se va conociendo más este anticonceptivo femenino de barrera. Nos da autonomía y una eficacia del 95%. Se puede usar chica-chica o chica-chico, ya que previene ITS y embarazos.

¿Y dónde está la “trampa” de esa regla mnemotécnica que comentábamos? Hay otros métodos de barrera, como el diafragma anticonceptivo, el capuchón cervical, la esponja anticonceptiva o el espermicida, pero solo protegen contra el embarazo, no contra las ITS y ETS. Es decir, igual que sucede con los anticonceptivos hormonales, como la píldora, el DIU, el anillo vaginal, el parche o el implante.

Hoy en día, y a diferencia de las generaciones anteriores, tenemos mucha información a nuestro alcance y, con el consejo de nuestra o nuestro gine, podemos elegir el mejor método anticonceptivo para nosotras. ¡Nada de tabúes! Ni para acudir al médico a pedir que nos recete un método hormonal, ni para llevar en el bolso nuestros propios preservativos ni mucho menos para pedir a nuestra pareja sexual (sea estable u ocasional) que haga uso de ellos. A disfrutar… ¡sin riesgos!

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!