Acné y hormonas: entendiendo a esta pareja inseparable

El acné puede estar vinculado de forma bastante frecuente a los cambios hormonales. Te explicamos por qué aparece y cómo puedes controlarlo

por Noelia

Redactora de BLOOM. Viajar y escribir son las dos grandes pasiones de mi vida.

Si creías que tras la adolescencia ya le podrías dar jaque mate a los granitos de la cara, sentimos decirte que estabas equivocada. Y es que hay otra pareja de amantes que son inseparables, los Humprey Bogart e Ingrid Bergman de tu cuerpo. Sí, hablamos de acné y hormonas

¿Tienes que resignarte a vivir con él? ¡Para nada! En este artículo te vamos a ayudar a resolver todas tus dudas sobre este incómodo ¿fenómeno? y te contamos qué es el acné hormonal, cuáles son sus causas y cómo tratarlo para decirle adiós definitivamente… O, al menos, tenerlo más controlado.

acne y hormonas tratamiento

¿Qué es el acné hormonal? Algo que nos acompaña más allá de la adolescencia

Acné y hormonas: el propio nombre de esta pareja lo indica. El acné hormonal es el que aparece a causa de cambios relacionados con las hormonas. Y esto engloba un buen número de situaciones que atravesaremos a lo largo de nuestra vida. Lo sentimos, pero esto significa que puedes tener acné incluso después de los dieciocho años. A muchas nos pasa, ¡no estás sola!

Menstruación, ovulación, SOP, embarazo… Hay muchos motivos que relacionan acné y hormonas

Seguro que estás pensando en este momento en ese granito de la regla al que ya le has puesto hasta nombre, pero hay otras causas del acné hormonal más allá de la menstruación, como por ejemplo:

Clínicamente hablando, el acné hormonal está relacionado con el aumento de la progesterona y la disminución de los estrógenos. Por eso, en las mujeres se dice que es más habitual, ya que los cambios hormonales están más presentes a lo largo de las diferentes etapas de nuestra vida.

Estas hormonas pueden favorecer la producción de sebo, hacen que la piel pueda estar más grasa y, cuando se bloquean los poros, aparecen los dichosos granitos. Estos granos hormonales suelen aparecer en el cuello y en la cara, principalmente.

En los casos más leves, se puede solventar con un estilo de vida saludable

Tratamiento del acné hormonal: ¿son los anticonceptivos la respuesta?

Vale, ya sabemos el porqué de la relación entre acné y hormonas. Ahora, vamos al quid de la cuestión: ¿cómo podemos eliminar el acné hormonal? El tratamiento más habitual es aquel que está enfocado a regular las hormonas. Parece lógico pensar que, si esta es la causa, lo mejor es que ataquemos directamente a lo que lo está provocando, ¿no crees?

acne y hormonas

Para controlar el dúo acné y hormonas en mujeres adultas se suelen utilizar anticonceptivos orales con principios como el etinilestradiol, pero también se pueden usar fármacos antiandrógenos o cremas con retinoides.

¿Cómo saber si el acné es hormonal o si necesitas uno u otro tratamiento? La respuesta siempre la tendrá tu médico, por lo que no dudes en consultar con tu gine y tu dermatólogo o dermatóloga para salir de dudas y que, si es necesario, te indiquen el tratamiento más efectivo para tu caso. Recuerda que a tu amiga o a tu influ preferida le puedes copiar el outfit, pero no los tratamientos de salud.

Tratamiento natural sin anticonceptivos, ¿cuáles son las opciones?

Si no quieres usar anticonceptivos hormonales o en tu caso no están recomendados, hay otros tratamientos naturales a los que se suele recurrir en los casos más leves. Los más habituales son el consumo de té verde, ya sea bebido o con uso tópico, así como el empleo de aceite de árbol de té.

acne y hormonas

También es recomendable seguir una rutina de limpieza facial, para mantener siempre la piel limpia y evitar la obstrucción de los poros. Y cómo no, los clásicos consejos de vida sana también nos sirven para controlar el acné hormonal: 

  • Bebe mucha agua. Mantener la piel hidratada es el mejor remedio natural para que luzca bonita, para retrasar los signos del envejecimiento y también para mantener a raya los granitos. ¿Te cuesta beber los dos litros de agua diarios? Un truquito es tener siempre una botella e ir dando pequeños sorbos.
  • Lleva una alimentación sana y equilibrada. Somos lo que comemos y una alimentación rica en frutas y verduras también nos va a ayudar (mucho) a regular las hormonas y cuidar la piel.
  • Sigue un estilo de vida activo. Para mover más el cu-cu no necesitas darte caña en el gimnasio. Si estás en ese equipo, ¡genial! Pero, si no, basta con que des un paseo largo cada día o que practiques algún deporte que te mole un par de veces por semana.
  • Usa protector solar facial a diario. No solo para evitar los granos, también para proteger la piel (una gran inversión de futuro). Esto es súper importante, así que hazlo cada día, aunque esté nublado.
  • Duerme tus ocho horitas al día. Sí, sabemos que es difícil a veces encajarlo en nuestra rutina, pero, si pensamos que podemos mejorar el acné hormonal si vemos cada noche un capítulo menos de nuestra serie favorita, ¿no crees que merece la pena intentarlo? 
  • Trata de vivir con menos estrés. El estrés es malo malísimo, así que intenta relajarte un poco más, acudiendo a terapia si lo necesitas o practicando disciplinas como el yoga o la meditación.

Con estos tips y las indicaciones de tu especialista, controlar el acné hormonal estará un poco más cerca. ¡A por ello!

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!