¿Qué es el sangrado libre en la menstruación? Descubre si es para ti y cómo empezar a practicarlo

El sangrado libre o free bleeding es la práctica de menstruar sin usar ningún producto específico para para ello, como tampones o compresas.

octubre 14, 2023 por Noelia

Redactora de Bloom especializada en salud femenina. Diplomada en Turismo por la UNED, Máster en Sostenibilidad y Responsabilidad Social Corporativa por la Universitat Jaume I y Posgrado en Periodismo Digital por la Universidad Rey Juan Carlos. Redactora en medios de comunicación digitales desde 2011.

La regla es algo muy personal y a lo largo de nuestra vida menstrual lo más habitual es probar distintos productos de higiene: tampones, compresas, copa menstrual, bragas para la regla… ¿Y si te decimos que existe la posibilidad de que no uses nada? Esto se merece un redoble de tambores: con todas ustedes, os presentamos el sangrado libre.

¿Qué es el sangrado libre o menstruación libre?

El sangrado libre o menstruación libre es una práctica que deja fluir la sangre de la regla sin poner ninguna barrera. 

Con el free bleeding establecemos una relación brutal de conocimiento con nuestro cuerpo.

Puede parecer algo muy moderno y muy de nuestros días, pero tenemos que echar un vistazo al pasado para encontrar los primeros momentos en los que se intentó visibilizar esto. Al parecer, allá por la década de los años 70 hubo varios casos de síndrome de shock tóxico relacionado con los tampones y un grupo de feministas decidió que había llegado el momento de visibilizar algo tan normal y común como es la regla.

El momentazo clave llegó en el año 2015, cuando Kiran Gandhi, artista y activista estadounidense, corrió la maratón de Londres con la regla y sin ningún tipo de barrera. Las fotos de Kiran Gandhi son muy descriptivas, ya que después de correr más de 40 kilómetros te puedes imaginar cómo terminó su pantalón. 

¿Cómo empezar con el sangrado libre?

Si te apetece probarlo, te queremos dar algunos tips para beginners que te pueden venir muy bien para comprobar si esto es para ti o no.

  1. Abre tu mente y despreocúpate

    Es el primer paso. Obviamente, los primeros meses puedes estar algo más pendiente hasta que vayas cogiendo experiencia en esto, pero si vas a estar continuamente mirándote el pantalón y yendo al baño no tiene mucho de libre. Recuerda que lo haces por elección personal, no por imposición. Te vendrá bien saber que no vas a expulsar sangre de forma muy alarmante. De hecho, si miras cuánta sangre se pierde con la regla verás que no es nada súper exagerado. Además, aunque lo parezca, el sangrado no es continuo.

  2. Practica con bolas chinas o ejercicios de Kegel

    Si quieres, puedes practicar un tiempo antes con ejercicios de Kegel o bolas chinas, que además de ayudarte con la menstruación libre te van a traer muchísimos beneficios para tu suelo pélvico.

  3. Ayúdate con una braga menstrual o compresa

    El objetivo final del free bleeding es lograr la menstruación consciente. Es decir, que seas tú quien decida cuándo expulsar la sangre. La verdad que es un ejercicio brutal de autoconocimiento, pero, claro, te va a llevar un tiempo lograrlo. ¡Nadie aprende de la noche a la mañana! Si quieres iniciarte en esto sin tener que comprar litros de agua oxigenada para limpiar toda la ropa que manches, puedes ayudarte de una compresa como “salvavidas”, hasta que veas que ya estás preparada para volar totalmente sola.

  4. Escoge un día que estés tranquila

    No te recomendamos que empieces corriendo una maratón, como hizo Kiran Gandhi, más que nada porque vas a estar incómoda y nerviosa. Lo ideal es que te inicies un día que estés trabajando desde casa, para que puedas ir al baño cada vez que lo necesites. A la hora de dormir, para esos primeros meses puedes optar por dormir con la copa menstrual o con bragas menstruales si te quedas más tranquila.

Sangrado libre: cómo hacerlo

El “truco” del sangrado libre está en las contracciones de la vagina. El objetivo no es retener la sangre, pero sí elegir cuándo hay necesidad de evacuarla. Lo puedes notar de varias maneras: un pequeño calambre en el bajo vientre, sensación de tener ganas de ir al baño, dolor en la zona del útero… 

sangrado libre

Cuando notes esto es porque ha llegado el momento de expulsar la sangre. Para mantenerla dentro hasta que llegues al baño, contrae los músculos de la vagina (como lo haces cuando estás con los ejercicios de Kegel) y cuando llegues al WC relájalos para que caiga. La sensación es algo similar a cuando tienes la urgencia por hacer caca: contraes para mantener y relajas para expulsar.  

Opiniones del sangrado libre o free bleeding, ¿es para ti?

Sobre las opiniones del sangrado libre, hay experiencias buenas y malas. Pero sobre todo existe mucho estigma. Depende de todos normalizar la sangre, porque incluso aunque uses un producto para la menstruación puedes tener algún escape. Y no pasa nada. 

No, el sangrado libre no es antihigiénico, que no te convenzan de lo contrario

Si buscas opiniones del free bleeding, hay personas que afirman que es un ejercicio maravilloso, ya que te permite conectar con tu cuerpo a unos niveles alucinantes. También puede tener beneficios para la salud, por ejemplo, se reducen las posibilidades de picor en la vulva por usar compresas o del propio síndrome de shock tóxico de los tampones.

free bleeding

Otras consideran que no es para ellas, ya que se desconcentran de otras tareas o sienten algo de estrés por la necesidad de buscar un baño cuando toca vaciar. 

En cualquier caso, el sangrado libre debe ser una decisión personal. Que nadie te imponga nada, ni para un lado ni para el otro. En tu regla mandas tú.

Fuentes:

https://madamegandhi.blog/2015/04/26/sisterhood-blood-and-boobs-at-the-london-marathon-2015/

https://www.fundacionfemeba.org.ar/blog/farmacologia-7/post/sindrome-de-shock-toxico-menstrual-47483

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!