Sangrado en la menopausia: ¿cuánto es normal y cuándo debo preocuparme?

El sangrado en la premenopausia es algo habitual, pero, en algunos casos, la causa puede ser un mioma u otra patología. ¿Lo mejor? Consultar a tu especialista

por Noelia

Editora de Bloom.

Ay, la menopausia. Ese momento de la vida en el que, cuando ya parecía que entendíamos a nuestro cuerpo a la perfección, todo vuelve a cambiar. ¿Te sientes identificada? En este artículo hablamos del sangrado en la menopausia, uno de los temas que más dudas despiertan en la consulta del gine.

Si estás ahora en esta etapa, tanto si la tuya es una menopausia precoz como si ya llevabas tiempo esperándola, ¡esto te interesa!

¿Cuáles son las causas de sangrados después de la menopausia?

Ojo, bloomer, porque hay que distinguir si el sangrado sucede durante o después de la menopausia. Si es después, no suele ser normal y hay que identificar las causas que lo están provocando. Lo más habitual es que sea por una atrofia endometrial o un pólipo.

En algunos casos, también puede ser el primer signo de un cáncer de endometrio, pero, antes de alarmarnos y poner el grito en el cielo (algo que a todas nos sale por impulso al leer algo así), conviene mantener la calma y acudir a nuestra o nuestro gine, para contarle todas nuestras preocupaciones y seguir sus consejos y recomendaciones.

Hay que diferenciar si el sangrado se produce antes, durante o después de la menopausia

¿Por qué tengo un sangrado leve después de tener relaciones en la menopausia?

sangrado en la menopausia

Cuando hay sangrado leve en la perimenopausia o en la premenopausia, suele ser algo más normal, especialmente después de ciertos momentos, como el sexo. Por supuesto, puedes tener relaciones en la menopausia sin problema, pero tienes que saber que este puede ser un efecto secundario de la menopausia

Si te sucede muy a menudo, si va acompañado de dolor de ovarios en la menopausia o de cualquier otra situación anómala, consulta con un médico para que descarte una posible cervicitis o inflamación cervical. Incluso si piensas que esto no va contigo, que tienes un pequeño sangrado o manchado solo al limpiarte, sería buena idea que pidieras una opinión profesional para saber por qué sucede y quedarte tranquila.

flujo marrón en la menopausia

Sangrado o flujo marrón en la menopausia

En una fase inicial, suele ser común y tiene que ver con el fin del ciclo de ovulación. Sin embargo, si es muy persistente o si se presenta en una gran cantidad, puede tratarse de una enfermedad bacteriana. De nuevo, no te cortes en visitar a tu especialista. ¡Todo sea por tu tranquilidad y paz mental!

Sangrado por miomas en la menopausia

Si tienes un mioma, es muy habitual que experimentes sangrado en la menopausia. Si ya lo tienes diagnosticado, sigue al dedillo las indicaciones de tu doctor o doctora y mantén actualizado un calendario con la frecuencia y la cantidad con la que esto sucede. Es una info súper útil para el especialista.

Sangrado entre reglas en la menopausia

El sangrado entre reglas en la premenopausia suele ser absolutamente normal. Es un latazo, sí, pero hay que aprender a convivir con él. El cuerpo se está adaptando, los ciclos se vuelven más irregulares e incluso el flujo puede ser algo diferente. 

¿Cuándo nos deben preocupar las hemorragias en la menopausia?

A riesgo de que nos llames “pesadas”, no nos cansaremos de decirte que es súper importante que vayas regularmente a tu ginecólogo, para que haga un seguimiento de tu estado de salud. Pero, sobre todo, es fundamental que no pospongas una visita si hay situaciones anómalas, como podría ser el sangrado en la menopausia. 

El cuerpo no es un reloj y un mismo síntoma, como el sangrado en la menopausia del que hablamos, no significa lo mismo en dos personas distintas. Y no tiene por qué ser algo malo. Keep calm and visit a doctor!

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!