Anorexia, mucho más que “querer estar delgada”: te contamos todo sobre este TCA

La anorexia es uno de los Trastornos de Conducta Alimentaria (TCA) más comunes entre adolescentes, pero también en mujeres adultas. Aprende con nosotras a identificar sus síntomas

por Noelia

Redactora de BLOOM. Viajar y escribir son las dos grandes pasiones de mi vida.

La anorexia es un TCA (trastorno de la conducta alimentaria) que, aunque es complejo definirlo en unas líneas, se caracteriza porque quien lo sufre tiene un peso por debajo de lo saludable. Pero hay factores que lo definen mucho más allá del peso, pues está íntimamente ligado a la salud mental y a la relación con la comida.

Aunque a veces quede relegado a ciertas tramas de series adolescentes, se trata de un trastorno más común de lo que, de primeras, podamos pensar. Se estima que más de 400.000 personas tienen algún tipo de TCA diagnosticado, y la anorexia se encuentra en el podio.

¿Qué síntomas tiene la anorexia? Más allá de la delgadez

La anorexia es un trastorno alimenticio que suele ser bastante visible, principalmente porque su primer síntoma es que la persona que lo sufre pierde peso por debajo de los valores saludables para su edad y estatura

El síntoma más visible es la pérdida de peso por debajo de valores saludables

Pero más allá de una delgadez que a simple vista se puede ver como preocupante, hay otros factores que se pueden considerar como warnings o red flags a la hora de detectar si alguien está sufriendo anorexia. 

Ficha esta checklist de síntomas de la anorexia que son más frecuentes:

  • Fatiga

  • Insomnio

  • Mareos

  • Desmayos

  • Uñas azuladas

  • Pérdida de cabello

  • Piel seca

  • Ansiedad

  • Intolerancia al frío

  • Recuento de células anormal

  • Presión arterial baja

  • Faltas en la menstruación

  • Irritabilidad

  • Obsesión con el aspecto físico

anorexia tratamiento

Tratamiento de la anorexia, ¿se puede curar?

Tanto si lo estás viviendo tú como si quieres ayudar a alguien, tenemos good news: la anorexia tiene solución. Depende de en qué estado o grado se encuentre puede ser más o menos complicado salir de ella. En algunos casos se podrá seguir el tratamiento desde casa y en otros será necesario un periodo de ingreso hospitalario.

El tratamiento de la anorexia pasa por la terapia psicológica. Lo ideal es que intervenga un equipo multidisciplinar, en el que se combinen perfiles como el de un o una nutricionista y el de una o un psicólogo, para que ofrezcan un tratamiento personalizado en función de las necesidades de cada paciente.

Tipos de anorexia: diversas caras de un mismo trastorno

Aunque se trata de un trastorno con una base común, existen varios tipos de anorexia. Es importante identificarlos para saber cómo afrontarlos.

boobs-separator

La anorexia nerviosa es el tipo de anorexia más común y se da principalmente en adolescentes mujeres

Anorexia nerviosa, la más común

Comenzamos explicándote qué es la anorexia nerviosa, el tipo de anorexia más frecuente. Aunque puede afectar a cualquier edad, los síntomas suelen comenzar en la adolescencia o juventud y llegan progresivamente. 

Quien la sufre restringe de forma alarmante la ingesta de alimentos para verse cada vez más delgada o delgado. El comportamiento llega a ser obsesivo, ya que la persona nunca está conforme con su peso y suele presentar un miedo injustificado a engordar.

Anorexia restrictiva

En este caso, es un tipo de anorexia que se puede presentar en niños, con una edad inferior a seis años. Cuando esto sucede, el paciente muestra una gran dificultad para comer alimentos y los rechaza, lo que conlleva una pérdida de peso significativa y nada saludable.

anorexia involuntaria

Anorexia involuntaria

Es uno de los tipos de anorexia más infrecuentes, ya que la persona pierde el 5% de su peso corporal durante varios meses seguidos y sin pretenderlo. En este caso, es necesario buscar posibles causas fisiológicas, como una mala absorción de los alimentos.

Anorexia depresiva

La depresión es un factor de riesgo para desencadenar una anorexia. El motivo se encuentra en la falta de apetito y la pérdida de interés por las actividades cotidianas. En ocasiones, es difícil encontrar qué fue primero, si la depresión o la anorexia, por eso, y de nuevo, se hace súper importante la figura del profesional de la salud mental para afrontar este trastorno. En este punto puede entrar en juego el hambre emocional.

Anorexia atípica

Este es un caso bastante curioso y es que la persona sufre anorexia, pero no está demasiado delgada. Puede llegar a ser muy peligroso, ya que pasa desapercibido para el entorno, precisamente porque se relaciona la anorexia con un bajo peso. Suele darse en personas con obesidad que presentan una obsesión con la comida.

Anorexia extrema

Las características son casi idénticas a las de la anorexia nerviosa, pero en este caso se encuentra ya en un estado tan avanzado que la vida de la o el paciente corre peligro. Hay que evitar a toda costa llegar a este punto: tanto si alguien de tu entorno la padece como si eres tú misma quien se encuentra en esa situación, es fundamental pedir ayuda (y no sentir miedo ni vergüenza de apoyarse en el círculo social).

anorexia extrema

Anorexia infantil

La anorexia nerviosa infantil es aquella que se da en una edad temprana. Aunque parezca algo extraño, es más común de lo que pensamos. Los síntomas son los mismos que en la anorexia nerviosa de los adultos (peso por debajo de lo saludable, obsesión con la comida, deseo continuo de seguir perdiendo más peso…). 

Como factores de riesgo cabe destacar desde el bullying hasta los ejemplos que las y los peques ven en casa (tanto en conducta como en referentes culturales).

Anorexia en adolescentes, ¿la etapa de riesgo?

La adolescencia es un período bastante complicado en la vida de una persona. Tenemos inseguridades, buscamos continuamente la aceptación de los demás, no tenemos la personalidad bie

n definida… Todas hemos pasado por ahí. Por las características de esta etapa, es más común sufrir anorexia a esta edad, por eso, es importante estar alerta a los posibles síntomas, así como seguir los tips de nutrición por edades

Pro-Ana y Pro-Mía: los TCA como estilo de vida

Las personas Pro-Ana o Pro-Mía son aquellas que sufren anorexia o bulimia (respectivamente) y la promueven como estilo de vida, considerándola algo así como una subcultura. Se trata de movimientos que existen desde la década de los 90, pero en la actualidad, dada la extensión de internet y de las redes sociales, podría decirse que tienen más visibilidad. 

boobs-separator
boobs-separator

En los grupos que se identifican como tal, quienes forman parte se apoyan para continuar con sus hábitos, se dan consejos para adelgazar más rápido o incluso para vomitar (en caso de la bulimia), buscan el modo de que su entorno no se dé cuenta de los signos de alerta… Pueden resultar nocivos y peligrosos.

boobs-separator

En los grupos que se identifican como tal, quienes forman parte se apoyan para continuar con sus hábitos, se dan consejos para adelgazar más rápido o incluso para vomitar (en caso de la bulimia), buscan el modo de que su entorno no se dé cuenta de los signos de alerta… Pueden resultar nocivos y peligrosos.

Llegadas a este punto, es importante recordar que nuestra talla no nos define. Que somos mucho más que un número en una báscula y que aceptarnos, querernos y cuidarnos (física y mentalmente) es el mejor regalo que nos podemos hacer. ¿Y si eso implica pedir ayuda? Siempre habrá una mano tendida dispuesta a ello.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!