Cómo ponerse un tampón: consejos de amiga para que sea fácil (incluso en tu primera vez)

¿Claves para ponértelo sin dolor? Elige uno de tamaño pequeño y con aplicador, adopta una postura cómoda y estate tranquila. ¡Será muy sencillo!

por Noelia

Editora de Bloom.

Muchas mujeres tienen dudas acerca de cómo ponerse un tampón por primera vez. Es algo que a todas nos ha dado un poco de cosilla cuando éramos principiantes, pero te prometemos que con la práctica lograrás ponértelo hasta con los ojos cerrados. ¡Palabrita de bloomer!

Cómo ponerse un tampón por primera vez: más fácil de lo que parece

El tampón es uno de los métodos más cómodos para controlar el sangrado de la regla (y sí, también tiene impuesto tasa rosa), pero cuando llega el momento de emplearlo por primera vez nos da el tembleque en las piernas. Este es el primer consejo sobre cómo ponerse un tampón para principiantes: ¡estate tranquila!

Antes de ponerte manos a la obra, es fundamental que estés relajada y que dejes fuera del baño los miedos y los prejuicios. No te va a hacer daño colocar un tampón, no vas a tener escapes y no vas a perder con él la virginidad, ¡menudo mito este!

Nuestro consejo de higiene menstrual es que, al menos las primeras veces, utilices un tampón con aplicador. De hecho, muchas de nosotras seguimos usándolos de este tipo aunque pasen años y años, porque es súper fácil de introducir y queda bien colocadito. Con el aplicador no necesitarás Google Maps para encontrar el camino.

como ponerse un tampon

Sin dolor: regla básica para el uso de tampones

Regla número uno de los tampones: no deben doler, ni en el momento de introducirlos ni al llevarlos puestos. Cero dolor y cero molestias. Si ocurre lo contrario, es que algo está fallando: quizá lo hemos colocado mal, por ejemplo.

Para ponerte un tampón correctamente y sin dolor te recomendamos que comiences por un tamaño pequeño. Hay diferentes tallas y la elección de una u otra depende de la cantidad de sangrado que tengas. Efectivamente: no debemos usar los mismos tampones al inicio de la regla que en los días de sangrado más fuerte.

Si te duele, puede ser que no lo hayas introducido del todo. Dale un empujoncito con los dedos para que se coloque en su sitio. O también puede ser que el tamaño sea demasiado grande para el sangrado que tienes en ese momento. Se trata de ir probando con cuáles te sientes más cómoda en cada fase de tu regla.

Cómo ponerse un tampón paso a paso, ¡cuestión de práctica!

El movimiento se demuestra andando, y a ponerse tampones una aprende entrando en acción. ¿Necesitas una pequeña guía? ¡Para eso estamos!

  • Lávate las manos bien para evitar infecciones antes de empezar
  • Ahora, busca una postura cómoda, por ejemplo, en cuclillas o sentada en el baño, ligeramente inclinada hacia delante. 
  • Con una mano, separa los labios vaginales. Con la otra, apoya la punta redonda del tampón en la entrada de la vagina, sosteniéndolo con los dedos pulgar y corazón, y utiliza el dedo índice para empujar el aplicador.
  • ¡Listo! Quedará un hilo blanco por fuera. Cuando quieras quitártelo, solo tendrás que tirar suavemente de este hilo, a la vez que ayudas empujando con los músculos de la vagina.
ponerse un tampon primera vez

¿Y si eres virgen?

¿Cómo ponerse un tampón si eres virgen? El proceso es el mismo, pero hay que tener especialmente en cuenta el consejo de emplear uno de talla pequeña, para que sea algo fácil y cómodo.

Y, recuerda: aquello de que “te quitará la virginidad” es todo un mito. Puedes usar copa menstrual si eres virgen, tampones (también para bañarte) y todo lo que necesites.

Ponerse un tampón es muy sencillo y se convierte con el tiempo en algo rutinario, aunque de primeras a todas nos dio algo de impresión. Si todavía tienes dudas, pregúntale a alguien que ya los use, como tu mejor amiga, tu hermana mayor o tu madre. Que no te dé palo, ¡todas hemos pasado por eso!

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!