Sexo sin límites: ¿conoces estas prácticas fuera de la norma?

¿Hay mundo más allá del misionero? Sin tabúes, repasamos algunas de las prácticas sexuales menos conocidas y más en boga.

por Sara

Editora en Bloom. Me gusta compartir mi espacio con mis gatos, practicar yoga y estar cerca del mar.

No son las prácticas sexuales más convencionales, pero tienen su público. Algunas están relacionadas con las parafilias, otras se presentan como una manera de esquivar la rutina y otras tantas pueden parecer poco placenteras, pero el sexo no tiene más límite que el consentimiento. Que las personas implicadas estén de acuerdo en llevar a cabo una práctica concreta y que esta no sea perjudicial para la salud ni la ponga en riesgo.

La imaginación en el sexo es una cualidad muy interesante, ya que solo quien se atreve a innovar y explorar nuevos mundos conoce nuevas formas de disfrutar… En este artículo nos adentramos en el mundo de las prácticas sexuales de moda que tienen la etiqueta de “raras” o “poco conocidas”.

7 ejemplos de prácticas sexuales de moda

Si te digo sexo, ¿cuál es la primera práctica que se te viene a la cabeza? Hay una gran parte de nuestra sexualidad que está enormemente condicionada por un imaginario hegemónico que poco tiene que ver con la diversidad de personas y corporalidades. Por eso, en estos párrafos ponemos el foco en esas prácticas sexuales que están menos extendidas. ¿Ha llegado el momento de probar cosas nuevas? ¡Toma nota!

  1. Intercambio de parejas


    Se llama swingers a quienes, teniendo una relación estable y monógama, deciden mantener encuentros sexuales más o menos esporádicos con otras personas. Quienes forman la pareja lo saben y consienten, por supuesto.

    En líneas generales, no hay mucha más norma que limitar estos encuentros a la parte física y no involucrarse emocionalmente.

  2. Fisting


    Viene de fist (puño, en inglés) y consiste en introducir el puño entero en el ano o la vagina. Evidentemente, es más que recomendable estimular previamente la zona, así como utilizar lubricante e ir poco a poco para que se vaya dilatando y no provocar dolor o una lesión.

  3. Footjob


    ¿Sabías que los pies son un fetiche para mucha gente? Esta práctica va un paso más allá de acariciarlos y chuparlos: se trata de masajear las zonas erógenas con los pies. Para una experiencia más placentera, se puede añadir un aceite con un aroma sensual.

    footjob que es

  4. Voyeurismo


    Se conoce como voyeurs a quienes disfrutan viendo a otras personas practicando sexo. No implica participación ni ningún tipo de actividad sexual posterior por parte de quien que mira. ¡Ojo! Tiene que haber consentimiento por quienes están siendo observados. Si no, la cosa cambia y estamos hablando de un delito contra la intimidad.

  5. Sexting


    Es un término que surge de juntar sex y texting (escribir mensajes a través de aplicaciones de mensajería instantánea o redes sociales). Hace referencia a tener conversaciones hot para subir la temperatura en la distancia.

  6. Cuckold 


    Su traducción más literal sería “cornudo” o “cornuda” y es que el cuckold o cuckolding es para quienes tienen entre sus fantasías ver o imaginar a su pareja manteniendo relaciones con otra personas. La puesta en práctica sería, por ejemplo, escuchar una descripción muy detallada de un encuentro sexual con un ex.

  7. BDSM


    Es el acrónimo de bondage, disciplina y dominación, sumisión y sadismo y masoquismo. Se asocia con la violencia, pero en realidad es un juego de sometimiento que ambas partes han consensuado previamente. Para algunas personas, ese juego de poder -ya sea para someter o para ser sometida- resulta muy excitante. La imaginación es muy importante para disfrutar, así como establecer límites e incluso una palabra de seguridad que pronunciar cuando una de las partes desee parar el juego.

practicas sexuales de moda

Prácticas sexuales de moda con alto riesgo

La mayoría de las prácticas que hemos citado no entrañan riesgo si ambas partes están de acuerdo en practicarlas y hay confianza y respeto. Sin embargo, hay otras prácticas sexuales no muy convencionales que sí implican riesgos

Chemsex

Este término de origen anglosajón hace referencia al sexo con drogas (chem, de chemical, es decir, sustancias químicas) que puedan alargar las relaciones durante horas o incluso día o hacer que el sexo sea especialmente intenso.

No hay límite de participantes: desde una persona sola hasta tríos o sexo en grupo. Al incluir estas sustancias ilegales, se trata de una práctica que entraña riesgos para la salud, desde sobredosis a adicciones, y que puede derivar en problemas de salud mental.

practicas sexuales

Stealthing

Consiste en quitarse el preservativo durante las relaciones sin consentimiento de la otra parte implicada. Se trata de una práctica que ya está catalogada como delito sexual.

Ruleta sexual o muelle

Es un juego que, desde hace unos años, es tendencia entre los adolescentes. Consiste en que una o varias chicas vayan teniendo coitos de unos 30 segundos con una serie de chicos que están alrededor, colocados en círculo. “Pierde” el primero en eyacular.

Un hervidero de embarazos no deseados y de ITS, pues prácticas de riesgo como estas son en parte las que explican el aumento de infecciones de transmisión sexual entre los años 2012 y 2019, como atestigua el Observatorio Bloom sobre ITS en mujeres en España. Según nuestro estudio, estas se multiplicaron por 10 en este periodo, especialmente, entre las chicas más jóvenes: en 2019, la mitad de los casos registrados correspondieron a mujeres de entre 15 y 24 años.

El consentimiento, junto a la protección a través de los métodos anticonceptivos de barrera, es la base para unas relaciones sanas y seguras, sean cuales sean nuestras prácticas sexuales predilectas.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!