Candidiasis: todo sobre esta infección vaginal (que no es una ITS)

Produce picor e irritación y, aunque se puede transmitir por contacto sexual, no es una infección de transmisión sexual en sí misma. ¡Te contamos por qué!

June 17, 2022 por Noelia

Editora de Bloom.

Al igual que hay verrugas genitales que no son VPH, también hay infecciones vaginales que no lo son. Si te parece algo lioso todo este asunto, hoy sumamos a nuestra particular biblioteca un nuevo artículo para que no quede ni una bloomer desinformada y puedas conocer al dedillo todo lo referente a tu salud. Así que vamos a entrar de nuevo en faena para hablar en esta ocasión de otra gran desconocida: la candidiasis

Qué es la cándida, el hongo responsable de la candidiasis

La candidiasis vaginal o vulvovaginitis candidiásica es una infección que está causada por el hongo cándida. Lo curioso y lo que poca gente conoce es que se trata de uno de los hongos vaginales presentes de forma habitual en la vagina y en la flora intestinal de la mujer. Y esto no es un problema en sí. El problema es cuando se reproduce rápidamente, lo que da lugar a una infección.

Síntomas de la candidiasis: cómo identificarla

Existen varios síntomas asociados a la candidiasis. Es importante conocerlos para poder entender un poco mejor cuáles son las señales de alarma que nos da nuestro cuerpo. Aprende a escuchar a tu body para cuidarlo como se merece.

  1. Cambios en el flujo vaginal


    Un flujo blanco, como con aspecto grumoso, es uno de los primeros síntomas de la candidiasis.

  2. Picor genital


    Tener picores ahí es una de las primeras señales de alarma que nos transmite el cuerpo cuando algo no va bien. En este caso también puede ser uno de los síntomas de la candidiasis más comunes.

  3. Molestias o dolor al hacer pis o tras las relaciones sexuales


    Este es otro indicativo que no debemos pasar por alto. Si nos molesta al orinar o tras tener sexo, especialmente si la molestia llega a convertirse en dolor, no pienses que es una cuestión menor. Lo ideal es acudir al médico para que valore dónde está el problema.

  4. Aspecto anómalo de la zona vulvar


    Si la tienes más hinchada, enrojecida, con sarpullido… También puede ser candidiasis.

Tipos de candidiasis: bucal, vaginal, perianal, en la piel, en las axilas…

Los tipos de candidiasis que existen se suelen dividir según la zona del cuerpo a la que afecte. Aunque la más habitual es la candidiasis vaginal (se calcula que 3 de cada 4 mujeres la tendrán en algún momento de su vida), también puede aparecer en otra zona, según dónde se produzca la infección.

candidiasis embarazo

Además de la vaginal, también debemos vigilar la oral o bucal (en la zona de la boca), la perianal o anal (en la zona del ano), la esofágica (en el esófago) o la cutánea (en zonas húmedas y con pliegues, como axilas, nalgas, debajo de las mamas…). 

¿La candidiasis se transmite sexualmente?

Es una de las dudas más habituales y la respuesta es sí, la candidiasis se contagia sexualmente, pero no es la única manera. Por eso no se considera una ITS, ya que hay otros modos de contraerla.

boobs-separator

La candidiasis se puede contraer de muchas maneras: por una higiene incorrecta, por la toma de ciertos medicamentos o también a través de relaciones sexuales.

Entonces, ¿cómo se contagia la candidiasis? Como te explicamos al principio de este artículo, el hongo que la causa lo tenemos todos, hombres y mujeres, en zonas como la cavidad oral, nasal o vaginal, los oídos o incluso los pies. Gracias a nuestro sistema inmunitario está silenciada, pero cuando hay una infección es cuando podemos desarrollar los molestos síntomas. 

¿Y qué puede causar esta infección? Circunstancias como tomar antibióticos o ciertos anticonceptivos, pero también la menstruación, el embarazo o patologías que afecten a las defensas, como el VIH o la diabetes. También seremos más propensas a contraer la infección con ciertos hábitos relacionados con la higiene, como no cambiarnos la ropa húmeda, hacernos duchas vaginales, usar ropa interior de materiales sintéticos o no asearnos después de las relaciones sexuales. Esto último es como desmaquillarse: da mucha pereza, pero hay que hacerlo sí o sí.

candidiasis tratamiento

Una cuestión muy interesante es que muchas veces esta infección es asintomática en hombres, por lo que en ellos pasa sin diagnóstico, pero nosotras nos podemos contagiar sexualmente y creer que hemos sido la paciente cero.

Tratamiento de la candidiasis: tópico u oral

Siempre, siempre, siempre debe ser un médico quien nos recete el mejor tratamiento para nuestro caso. No nos tiene que dar palo ir a revisión ni contarle nuestros problemas al gine, ¡para eso está! Así que, si sospechas que puedes tener candidiasis, no dudes en ir a tu consulta.

Normalmente, el tratamiento de la candidiasis suele ser tópico, con óvulos vaginales o cremas antifúngicas o antimicóticas. En algunos casos, el especialista puede recomendar un tratamiento oral. 

Candidiasis recurrente o crónica, ¿y ahora qué hacemos?

En los casos en los que el sistema inmunitario es débil y la infección aparece una y otra vez como si fuera una partida infinita de Jumanji, se puede recurrir a un tratamiento oral. Suelen ser medicamentos de una única dosis. Pero siempre bajo receta médica. 

Tener más de cuatro infecciones al año ya se considera candidiasis recurrente

Cuando la infección aparece una y otra vez es importante que tratemos de encontrar la causa por la que esto sucede. Se considera recurrente cuando tenemos cuatro o más episodios en un año. Normalmente, es un indicativo de que nuestro sistema inmunitario está debilitado.

¿Se puede tener candidiasis e infección de orina a la vez?

No se deben confundir ambos conceptos. La candidiasis es una infección vaginal que afecta a la vulva y la vagina, mientras que la infección de orina es una infección urinaria que ataca a la vejiga y la uretra. Nos puede parecer que es lo mismo, pero no, y es importante identificar los síntomas en cada zona para aplicar el tratamiento adecuado.

Por lo tanto, sí, se puede tener candidiasis e infección de orina a la vez. No es algo demasiado habitual, pero la posibilidad existe.

Candidiasis en el embarazo: más común de lo que parece

candidiasis sintomas embarazo

De hecho, hemos hablado del embarazo como una de las causas de la candidiasis. O, mejor dicho, más que una causa es una etapa en la que podemos tener más predisposición a desarrollar la infección.

Esto se debe a que durante el embarazo se elevan los niveles de estrógenos, algo que, a su vez, favorece el crecimiento de hongos. Lo más importante en esta situación es que la detectemos y la tratemos a tiempo, para que no se contagie al bebé en el momento del parto.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!