¿Qué es la clamidia? Conoce los síntomas y tratamiento de una ITS muy común entre mujeres

Es la Infección de transmisión sexual que más nos afecta, por eso es crucial detectarla y tratarla a tiempo para que no se complique: te contamos los signos de alerta y cómo hacerle frente

por Noelia

Editora de Bloom.

Si hablamos de la Chlamydia trachomatis, seguramente te suene a algo completamente desconocido. Pero si te decimos que el tema central de este artículo es la clamidia, entonces ya nos vamos entendiendo mejor. Y es que tanto si has pasado por alguna como si no, todas sabemos que las infecciones de transmisión sexual existen. Y que debemos estar alerta a sus señales para detectarlas, algo tan importante como protegernos para evitar contraerlas.

Clamidia en mujeres, una ITS muy habitual

clamidia como se contagia

Vayamos al lío: la clamidia comienza como una infección causada por la bacteria Chlamydia trachomati. Puede afectar tanto a hombres como a mujeres, pero es más peligrosa en nosotras, ya que la infección puede propagarse al útero y a las trompas de Falopio y derivar en una enfermedad inflamatoria pélvica.

De hecho, y como se concluye del Observatorio Bloom sobre ITS en mujeres en España, la clamidia supuso el 64,8 % de los diagnósticos entre 2012 y 2019. Además, los casos se incrementaron un 480 % entre 2015 y 2019. Para saber más, no te pierdas nuestro estudio.

Al igual que otras ITS, como la gonorrea, la sífilis o el herpes genital, es súper importante detectarla y tratarla a tiempo. Y, si hablamos de ITS, es importante aclarar que los hongos vaginales no están considerados como tal.

Entendiendo mejor qué es la clamidia: síntomas y tratamiento

Lo más peligroso de ciertas ITS es que pueden ser bastante silenciosas. Y el problema de esto no solo es que las podemos transmitir sin ser conscientes, sino que pueden derivar en ciertos problemas que, con una atención temprana, se podrían haber evitado, como es el caso de la vaginitis bacteriana causada por clamidia. De ahí la importancia de escuchar a nuestro cuerpo y prestarle atención.

En caso de que sí se presenten síntomas, los más habituales son los siguientes:

  • Cambios en el flujo vaginal

    El flujo nos puede dar muchísima información. Si notas cambios en su espesor, su color o su olor, sería conveniente que lo hablaras con tu gine para detectar si hay algún motivo.

  • Problemas al orinar

    La sensación de ardor es muy habitual en las personas con clamidia. Si te escuece o tienes problemas para ir al baño, es importante no minimizar esas molestias.

  • Dolor en las relaciones sexuales

    El sexo no tiene que doler. Algunas posturas o ciertas prácticas más intensas pueden molestarnos de forma puntual, pero, si experimentas dolor en tus relaciones, vigila su evolución, pues puede ser un síntoma de que algo no va bien.

  • Dolor rectal

    En caso de que el contagio haya ocurrido durante el sexo anal, los síntomas aparecerán en esta zona, con dolor rectal, picor o incluso sangrado.

  • Otros síntomas

    Además, también pueden aparecer otros síntomas, especialmente cuando la infección va avanzando, como dolor abdominal, náuseas o fiebre. Este cuadro se puede confundir con una gripe leve o incluso una gastroenteritis, ¡tenlo en cuenta!

Cómo se transmite la clamidia: de las relaciones sexuales al parto

Saber cómo se transmite la clamidia es el mejor antídoto para romper la cadena. La clamidia se contrae mediante las relaciones sexuales vaginales, orales o anales, pero también puede venir de forma congénita, es decir, que la madre se la transmita al bebé durante el parto. 

En el primer caso, el único modo de conseguir la tarjeta del Monopoly que nos deja libres de la cárcel (o en este caso, libres de la ITS) es usar métodos anticonceptivos de barrera o doble protección.

Clamidia en la boca, en el ano, vaginal…

La clamidia no solo entiende de vaginas y penes. También se puede transmitir a través de la boca o incluso del ano. Y ojo, porque contraerla una vez y curarte no da inmunidad: puedes volver a tener la infección en otro momento de tu vida. Be careful!

clamidia its

¿La clamidia tiene cura?

Aunque es normal asustarse ante las infecciones de transmisión sexual, lo cierto es que sí, la clamidia tiene cura y su tratamiento es muy sencillo. Normalmente, basta con tomar el antibiótico que te recete tu médico especialista. A veces, con una sola dosis es suficiente, pero esto depende también de lo avanzada que esté la infección. En cualquier caso, será el profesional quien determinará cuál es la dosis que necesitas.

¡Sí! La clamidia tiene cura y el tratamiento es sencillo

Test de clamidia: ¿se detecta en la orina o con una citología?

La clamidia se detecta mediante pruebas de laboratorio, con un análisis de orina o una citología. En cualquier caso, son pruebas rutinarias y sin complicaciones que te pueden dar mucha información sobre tu estado de salud y ayudarte a poner solución a tiempo a un posible problema.

Prevenir es curar. Por eso, es importante que acudamos regularmente al gine y que, ante la duda, consultemos siempre con él o ella los posibles síntomas que podamos identificar y dar jaque al problema.

¿Te ha gustado este post?

¡Queremos saberlo!